Encuentros de Dirigencia Del PLN Promueven la Violencia Política

Miguel Guillén, señalado por malgastar fondos públicos y permitir violencia de género contra líderes femeninas del partido.

En una preocupante demostración de negligencia y despilfarro, el secretario general del Partido Liberación Nacional (PLN), Miguel Guillén, ha sido protagonista de un escándalo que denigra y pone en peligro a las pocas líderes femeninas del partido.

En reuniones aprobadas por el Directorio Político Nacional, Guillén ha gastado más de 20 millones de colones de fondos públicos en encuentros que han resultado ser un caldo de cultivo para la violencia política de género.

Estos eventos regionales, culminando en los organizados el pasado 1 de junio para los movimientos de mujeres y juventud, han sido un absoluto fracaso no solo en convocatoria—con apenas 29 asistentes a nivel nacional en cada uno—sino también en su propósito. Lejos de promover el diálogo y la cohesión, estos encuentros han propiciado un espacio hostil y violento contra las dirigentes Carolina Delgado y Daniela Coll, presidentas del Movimiento de Mujeres y del Movimiento de Juventud, respectivamente.

Lea Aquí Ante cuestionamientos a su ética Sale corriendo del Balcón Verde

Resulta indignante que bajo la dirección de Guillén, se permita y aliente la violencia política hacia Delgado y Coll, quienes fueron electas con un impresionante apoyo popular (35 mil votos para Delgado y 21 mil para Coll) en la última convención del PLN. Esta conducta no solo muestra una falta de respeto y protección hacia las mujeres en la política, sino que también evidencia una gestión irresponsable y despilfarradora de los recursos provenientes de nuestros impuestos.

Dirigentes nacionales del PLN han expresado su rotundo descontento con las autoridades partidarias y con la organización de estos encuentros. La permisividad de Guillén y su equipo frente a la violencia política es un claro reflejo de la podredumbre que corroe las entrañas del partido. ¿Hasta cuándo seguirá el PLN permitiendo que sus líderes sean víctimas de violencia sin consecuencias para los perpetradores?

Es irónico que nuestras diputadas del Partido levanten una bandera contra la violencia política y contra cualquier tipo de violencia cuando dentro de la Casa Liberacionista se ataca directamente a una digna representante de la Juventud como lo es Daniela Coll.

Laura Hernández 

La dirigente Laura Hernández agregó que; El Secretario General del Partido organizó un evento de Juventud sin consultar a la directiva del Movimiento correspondiente, lo que resultó en la formación de un grupo paralelo compuesto por sus amigos y seguidores. De manera similar, se realizó un encuentro de Mujeres sin considerar a Carolina Delgado, presidenta del Movimiento de Mujeres. Estos actos, además de evidenciar una falta de respeto hacia las líderes, están generando divisiones internas en el partido al atacar a las compañeras que no se alinean con las directrices impuestas.

Isabel Chamorro asistió a la reunión de mujeres y relató que, en el encuentro de jóvenes de la tarde, se utilizó un instrumento interactivo que mostró una pregunta específica contra Daniela Coll, presidenta electa democráticamente de la juventud liberacionista.

Chamorro subraya la necesidad de que el directorio del partido asuma responsabilidades y destaca el liderazgo y el apoyo popular de Daniela Coll, quien merece respeto y reconocimiento.

Si esto no es un ataque a una dirigente electa democráticamente, entonces ¿qué es?

Cristian Carvajal quien es coordinador de la Juventud Liberacionista de Coronado y quien estuvo presente en la actividad a la que asistieron solamente 29 de las 30 mil que fueron convocadas, expresó que la actividad tenía el objetivo de identificar retos y desafíos del Partido Liberación Nacional desde la perspectiva juvenil y buscar soluciones.

Sin embargo, algunos jóvenes utilizaron este espacio para atacar a Daniela Coll, presidenta de la Juventud Liberacionista, con comentarios negativos como; «quitar a Daniela», «sacar a Daniela» o «echar a Daniela Coll», fueron constantes durante la actividad.

Daniela Coll es una lideresa comprometida con el desarrollo social y la juventud, lamento que el encuentro se convirtiera en un espacio de violencia.

Cristian Carvajal

Es hora de que el PLN, y particularmente Miguel Guillén, rindan cuentas por estos actos deplorables. La violencia política de género no tiene cabida en una democracia y es imperativo que se tomen medidas urgentes para proteger a las dirigentes y poner fin a este vergonzoso capítulo en la historia del partido.

No se puede pedir respeto del Presidente De La Republica hacia las lideresas si dentro del partido se admiten estas prácticas.

En Radio Zurqui tratamos de obtener las impresiones de la Diputada Delgado así como de la joven Daniella Coll pero no obtuvimos respuesta a los  mensajes de WhatsApp enviados a ambas dirigentes.

 

Loading

Deja Tu Comentario
Comparte en Tus Redes Sociales Favoritas