Gobierno Costarricense: Bienvenidos a la Tierra de la Hipocresía y la Opacidad

Costa Rica: Donde la Transparencia es un Pecado y la Verdad es una Rareza

En un nuevo episodio de la saga «Cómo Negar la Libertad de Prensa con Estilo«, el gobierno costarricense , liderado por el iluminado Rodrigo Chaves, ha vuelto a demostrar su habilidad para ahogar la voz crítica bajo una montaña de burocracia y excusas baratas.

Esta vez, el blanco de su desdén fue el periodista británico y residente en España, Karl Penhaul, quien tuvo la osadía de intentar ingresar a la tierra de la pura vida para participar en un foro de periodistas independientes. ¡Vaya error!

¿El motivo del rechazo? Según el genio de la seguridad, Mario Zamora (ex-liberacionista y ahora experto en sacarse excusas de la manga), Penhaul estaba en una «lista de no vuelo» cortesía del vecino del norte, Estados Unidos. ¿Y qué tiene que ver Costa Rica en todo esto? Buena pregunta. Zamora no respondió si esta era una política estándar del país o simplemente estaban siguiendo órdenes del Tío Sam.

Pero aquí viene la joya de la corona: casi una hora y media después de su llegada, a Penhaul se le entregó un papelito bonito en el que se le informaba que su ingreso estaba tan prohibido como una fiesta en tiempos de pandemia. La justificación, ¿adivinen? El artículo 61 de la Ley General de Migración y Extranjería. Claro, porque es más fácil citar una ley oscura que explicar la verdadera razón.

Ahora bien, ¿por qué tanto miedo a que Penhaul pise suelo tico? ¿Acaso las autoridades temen que saque a relucir algún trapito sucio del gobierno en relación con el narcotráfico y el crimen organizado? ¡Oh, pero qué ocurrencia! Claro que no, eso sería absurdo… o no tanto.

Después de todo, algunos medios internacionales, como el Universal de México, ya han señalado la posibilidad de que el gobierno costarricense esté más enredado en la telaraña del narco de lo que quisieran admitir. ¿Será que están tan ocupados tejiendo su taparrabos político que no pueden permitir que alguien como Penhaul les arruine la fiesta?

En fin, mientras tanto, seguiremos disfrutando de las maravillas de la democracia a la tica, donde la transparencia es solo un bonito concepto en los libros de texto y la libertad de prensa es tan real como un unicornio en el patio trasero. ¡Gracias, gobierno, por demostrarnos una vez más que en Costa Rica, la verdad es solo una sugerencia!

Loading

Deja Tu Comentario
Comparte en Tus Redes Sociales Favoritas